Guardiola, Navision y cómo convertir tu equipo en un Pep Team (I)

"Nadie ha podido demostrarme que no hay mejor forma de defender que teniendo el balón".

Esta frase se la escuché una vez a Guardiola en una entrevista por la televisión mucho antes de que fuera el entrenador de prestigio que es ahora. La frase originalmente es de Johan Cruyff, aunque más categórica, como  una máxima ("La mejor forma de defender es tener el balón").

Sin embargo me impactó más escuchársela a Guardiola, porque lo decía después de haber pasado por distintas ligas por todo el mundo, con los mejores entrenadores que se puedan tener con los más diversos estilos. Nadie, ningún entrenador, ninguna liga, ningún gurú del fútbol le hizo cambiar de opinión.

Si tú, mi querido lector, ya has tenido la experiencia de una implantación de Navision, o cualquier otro ERP de similar tamaño y capacidad, o estás metido de lleno en una, a estas alturas estarás de acuerdo conmigo en que mejor habría sido tener controlada la evolución del proyecto desde dentro.

Tener tú el balón y controlar el juego.

¡¡Ayuda con Navision!! (II)

Mi experiencia me dice que es difícil que la implantación resulte satisfactoria para las empresas cuando la comunicación se produce a distancia, con largos intervalos de tiempo entre la primera toma de contacto para desarrollar un funcional y la presentación de los desarrollos finales. La tendencia es a dejar pasar varios meses, y luego querer hacerlo todo a la carrera.
Siempre digo que antes de empezar un proyecto de estas características, que va a cambiar la forma de trabajar de las personas ... resulta necesario e imprescindible hacer un primer curso de introducción a Navision, donde exista un feedback entre los usuarios (directivos y empleados) que trabajarán con Navision y el consultor responsable de la implantación.

Ambos deben entender las limitaciones, tanto del personal como de la aplicación. Nada puede darse por supuesto, porque al final los proyectos salen rana, y casi al final de la implantación te encuentras con la tesitura de tener que decidir si arrancas como puedas el proyecto, y luego lo pules sobre la marcha, o pospones el arranque.

¿Saben en qué momento suele ocurrir este punto? Cuando vienen los consultores a tus instalaciones, tras varias semanas o meses sin aparecer por allí, y te dicen que ya está todo desarrollado, que vamos a empezar con las formaciones... Y comienzan las formaciones, y ves la que será tu herramienta de trabajo los próximos años. Las dudas surgen sin cesar, se acrecenta a velocidad de vértigo, casi exponencial, la sensación de que algo no funciona, que no es lo que esperabas, que se aleja mucho de la que era tu forma de trabajar, que si te da menos información y resulta más complicado de utilizar,...

Compartir en Redes Sociales
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...